Recolección de setas

Las setas silvestres de los bosques municipales se consideran en términos jurídicos, sin propietario. Sin embargo, se deben tener conocimientos mínimos sobre su recolección para evitar intoxicaciones y sobre todo, tomar acciones que favorezcan la sostenibilidad de la biodiversidad fúngica. En este sentido, a continuación se ofrecen: un listado del equipo mínimo del setero y algunas normas prácticas para la recolección de setas.

El equipo del setero

■    Una cesta de mimbre es conveniente para recolectar. Las bolsas de plástico no se aconsejan pues favorecen la fermentación. La cesta debe ser amplia, de ser posible dividida en diversos compartimentos con el fin de separar unos hongos de otros y evitar la contaminación cruzada con esporas tóxicas de una posible especie venenosa. Si sólo se tiene un fondo, la clasificación se puede hacer envolviéndolos por separado con papel.

setas cesto boletus■    Un cuchillo o una navaja. La forma de recolectar la seta depende de la especie que se trate. De hacerlo con la mano, se corre el peligro de arrancar parte del micelio, por estar la seta sujeta a él, por ello es mejor cortarla por la base al ras del suelo con la ayuda de una navaja o cuchillo.

■    Lleve consigo una guía con características y fotografías de setas comestibles, aunque por muy completa que sea, no es suficiente para identificar las especies.

■    Un pincel. Con el propósito de limpiar el suelo e impurezas depositadas sobre las setas.

■    Una lupa. Aunque no es imprescindible, ayuda a reconocer características particulares de cada especie. Las setas son numerosas, las diferencias entre unas y otras son ínfimas.

■    Chubasquero y botas impermeables. No está de mal adentrarse en los bosques con una brújula y un teléfono móvil. En la época de recolección el tiempo es muy cambiante
y no es raro tener a la niebla, lluvias o serpientes como compañeras.

Normas prácticas para recolección de setas

Los recolectores de setas silvestres deben seguir algunas normas prácticas. En particular, según Gallego y Sánchez, (2000):

■    Si no se conoce la seta, no recolectarla. Si se recolecta, pero no se está completamente seguro de que especie es, no consumirla.

■    No permitir que los niños recojan setas para consumirlas.

■    El consumo de alcohol debe limitarse cuando se comen nuevas setas silvestres debido a que algunas especies, notablemente ciertos coprinos entintados como Coprinus atramentarius, pueden provocar una reacción adversa.

recoger setas■    Las setas que crecen junto a carreteras, jardines públicos, minas, fundiciones, aeropuertos e incineradoras suelen contener metales pesados como el plomo, mercurio y cadmio. Aunque sea fácil hacerse con ellas, hay que evitarlas, pueden ser tóxicas, y limpiándolas no se elimina su toxicidad.

■    Al encontrar una seta, buscar más de la misma especie por los alrededores y recoger las maduras, desechar las deterioradas y las inmaduras. La deteriorada no tendrá las cualidades culinarias buscadas y la inmadura debe crecer en su hábitat para completar el ciclo de vida y con ello perpetuar la especie.

■    Tampoco se deben coger todas las setas de cada lugar, hay que dejar algunas para que dispersen sus esporas.

■    Sí el ejemplar recolectado tiene su sombrero abierto o semiabierto (extendido), es recomendable colocarlo con su parte inferior (láminas, aguijones, pliegues o poros) dirigida hacia el agujero de donde fue extraído y con golpes suaves sobre la parte superior favorecer el desprendimiento de las esporas. Sí el objetivo de la recolección es la venta, entonces el hongo debe extraerse lo más completo posible, de tal manera que sólo quede el micelio en el sustrato.

■    Cubrir el agujero de donde se extrajo el hongo con la hojarasca removida inicialmente, para evitar que el micelio pierda agua, lo que provocaría su muerte.

■    Recolectar sólo la cantidad que va a utilizarse. Esta recomendación guarda un sentido ecológico, pero también práctico. Las setas son alimentos perecederos, que si bien algunas se pueden congelar, sus propiedades se ven mermadas. Además, no se recomienda consumir la misma especie en períodos de tiempo cortos. La tolerancia puede convertirse en intolerancia.

■    En el medio natural nunca hay que destruir las especies desconocidas, todas cumplen una función en el bosque y en el ecosistema: favorecen el crecimiento de las plantas y reciclan la materia orgánica del suelo.

■    El recolector de setas no debe usar el rastrillo o escarbar el suelo, ya que podría destruir el micelio del hongo e impedir que volviesen a salir setas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

roxmut   compuesta de sidra   vermut de sidra   roxmut descargapsoe cataluñapsoe cat psoe catalunya psoe ceg ceg galicia ugt.gal ugt galicia ccg galicia ccg galicia COAG COAG Galicia luthier luthier Galicia inmobiliaria galicia inmobiliaria galicia href="http://cgc.gal">CGC Galicia.